Empleamos cookies, según las condiciones expresadas en nuestro aviso legal.

Reseña de “Los besos secos”, de Rosario López, en La antigua Biblos, por Jesús Rojas

Reseña de “Los besos secos”, de Rosario López, en La antigua Biblos, por Jesús Rojas.

 

Hay libros que cuentan una historia y hay otros que se gustan contándola. Éste es de los segundos. No es que no cuente nada, porque contar sí que acaba contando, sino porque el punto fuerte no es la historia en sí, sino el cómo se cuenta.

«Los besos secos» de Rosario López es una de las novelas cuya lectura me ha producido una mayor satisfacción, si no la que más, en mucho tiempo. Leer sus cuarenta primeras páginas es una delicia. Y, el resto del texto, porque hay casi otras tres partes adicionales de esa longitud, es un contenido que es ya mejor probar en pequeños sorbos. También es conveniente analizar bien lo que se lee, pues, tuve la fortuna de leer este libro con compañía de otra lectora y, la obra de Rosario López, nos dio mucho tema de conversación y de interpretación de palabras y finales.

Esta mujer nos cuenta, en primera persona y con la voz de la protagonista, el periodo de la vida de Lucía una vez terminada su relación con Alberto. Nos lo ambienta en Madrid y –ciudad, desamor y hasta el poco deseable licenciado en medicina que atiende al nombre de Alberto– se convierte todo en poesía. Desmenuza bellamente sentimientos, consigue con el paso de las páginas que el lector sienta el transcurrir de días, semanas y meses, y deja que sane el dolor profundo de Lucía con la máxima de «el tiempo todo lo cura».

Se trata de una ópera prima y lleva consigo el atrevimiento de ser toda ella prosa poética. Prueba de la autenticidad y buen hacer de esta autora en este complicado tipo de escritura, fue que no pasó desapercibida para el ilustre jurado del L Premio Ciudad de Barbastro, que la seleccionó como una de las finalistas. Tampoco la ha dejado pasar la editorial Bala Perdida, que decidió apostar por ella y publicarla en este 2020, en vísperas de la instauración del estado de alarma.

Véase también: http://laantiguabiblos.blogspot.com/2020/05/los-besos-secos-rosario-lopez.html

Etiquetado ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *