Empleamos cookies, según las condiciones expresadas en nuestro aviso legal.

Martín Parra

Martín Parra (Madrid, 1986) puede decirse que nunca siguió un rastro acertado. Que está hoy aquí, sí, poniéndole crema al corazón del monstruo (literario), pero sin saber cómo, por qué, hasta cuándo. Que en el apoltronarse en la barra a codazos, él nunca encajó el empujón, el acceso marginal («tú aquí entras por aquel lado»); a eso siempre respondió con desprestigio de sí y de todo uso aceptado (corrobora además que lo seguirá haciendo, «imbéciles»).

Así, cultiva la palabra nerviosa desde temprano, y su primera novela, exclusivísima (exclusivo/inclusivo), se publica en 2013, en el segundo año de vida de su primera hija y al poco de licenciarse en Historia por la UAM. Qué cambio de paradigma desde entonces.

Con los años tiene otra hija y publica varios libros más (Camille. Viñeta amorosa, Queimada, 2016; Paseo de vidrios, Lastura, 2017; Ventriloquismos, Dalya, 2017; Los días reiterados, Ars poetica, 2018; Madrid-Düstópos, Madera-Berlin, 2019), hasta recalar en Bala Perdida, donde su bosque artificial de rejas seguirá ganando tierra, tierra, tierra.