Empleamos cookies, según las condiciones expresadas en nuestro aviso legal.

Patricia Losada

La poesía me vino pronto, por el camino me he ido despistando, aunque siempre vuelve; y salva. Hay lugares y miradas que se pueden solo sospechar (o no), pero la poesía los concede, ya sea en chute de comprensión profunda o en abertura ahí donde parecía no haber más.

Antes de dedicarme profesionalmente a la escultura trabajé de lectora, ilustradora, diseñadora gráfica, redactora… Ahora hago piezas que podrían ser parte de un poema, pero en nuestras mismas tres dimensiones. Y si urge, escribo.

Coser un agujero es el libro que me acompañó en la enfermedad y muerte de mi marido. Fue un asidero escrito durante la vivencia y desde la honestidad.